Sustituye tranca por rabo, rabo por cola y “pedazo de” por larga. Finalmente démosle un “cool” toque anglosajón  y obtendrás uno de los principios que rigen la economía en internet,  “The Long Tail”.

El término “Long Tail” fué acuñado por Chris Anderson, editor jefe de la revista Wired, uno de los grandes visionarios en este ámbito.

Y viene a decirnos que en internet las ventas de pocas unidades generadas por un amplio catálogo llega a ser superior a la venta de muchas unidades de unos pocos titulo (Hits), la forma en la que se distribuyen esos beneficios en una gráfica es a lo que se llama “Long Tail”.

A lo largo de este post trataré de explicar en qué consiste y que implicaciones tiene para nuestro banda o proyecto artístico.

Una buena noticia y una mala.

La mala: Olvídate de hacerte rico gracias a unos pocos éxitos en los 40 principales.

La buena: El futuro de la industria audiovisual en general y musical en particular, está en millones de nichos con pocos fans.

Internet ha traído consigo, en el caso que nos ocupa, lo que denominaremos las 3 fuerza de la Long Tail:

1- Democratización de las herramientas de producción.

¿Te imaginas teniendo que acudir a unos estudios de televisión a grabar un videoclip?

¿Te imaginas reservando cita en unos estudios de grabación en el centro de tu ciudad?

¿Hablando con un publicista para que te diseñara un cartel, la imprenta y la colocación de los carteles?

¿Y qué me dices que tratar de colocar tus discos en los estantes de las tiendas de discos, la radio o la TV?

No sé a ti pero a mí se me hace una montaña que no sé si me apetece escalar…

Tranquilo tienes la solución. Tu ordenador, ipad  y si me apuras tu móvil.

Actualmente tenemos acceso a estas herramientas que nos permiten gracias a internet y las TIC´s realizar todo lo anterior prácticamente sin salir de comedor de tu casa y sin dejarte ni un solo euro más allá de lo que te costó tu ordenador y tu adsl.

De este modo las barreras de entrada al campo de la creación audiovisual, como la música, han bajado prácticamente a cero.

Te suena la frase “internet está llena de mierda”? pues es consecuencia de esto, por que cualquiera puede ser productor de contenidos. Sí, ese video  en el que sales haciendo el tonto son contenidos (Y las fotos, posts, canciones…), y le interesa a más gente de la que crees…

2- Democratización de la distribución.

La distribución consiste en hacer llegar el producto al consumidor, o lo que es lo mismo, tu música a consumidores de música. Y sí, tus fans también son eso, hasta tú.

¿Hace cuántos minutos que no has puesto un post en facebook, tuenti o twitter en el que hayas linkado una noticia, un video o una canción?

Estas distribuyendo… Eres un kiosko, tiendas de discos, videoclub con patas (y con banda ancha).

Cualquier persona, online, puede distribuir su obra, conoces de sobra herramientas que te permiten colgar videos, documentos y canciones para luego a golpe de click poderlas poner en tus perfiles de redes sociales, mandárselas por mail a los programadores de un festival, sala, etc.

¿Dónde han quedado los reparte-flyers, cuelga-carteles, visitas a las tiendas de discos para ver qué hay de nuevo (viejo)?

A pesar de que aún les queda un tramo hasta que se desaparezcan, es innegable que cada vez más y más nos informamos online para decidir y comprar offline. (Para los marketeers, a esta tendencia se le llama ROPO)

¿Y todos esos intermediarios que a cambio de una cantidad de euros ponen tu música, o lo que sea, al alcance de las personas?

A menos que aporten un valor añadido lo tienen crudo. ¿Te suena eso de la “Crisis de las discográficas”?, o “…para eso, me lo hago yo!”?

3- Conexión entre oferta y demanda.

Una vez tienes algo que ofrecer, te has planteado ¿cuánto cuesta encontrar a la gente que está interesada en eso y que pagaría por eso?

Si tienes un mínimo de visión empresarial, no te costará intuir el hecho de que si lo consigues ahí negocio ¿verdad?

De nuevo una buena noticia y una mala…

La buena: Ahorro de costes.

Olvídate de nosequé consultor de comercio internacional avalado por nosequé escuela de negocios que te va a sacar los ojos por posicionar tu producto para una target blá blá blá…

Te lo puedes hacer tú. Y gratis, y encima fácil. De hecho me apuesto mi almuerzo a que ya lo has hecho.

¿Cómo? Pues comunicándolo y compartiéndolo a través de tus redes sociales.

La mala: Competencia.

Dado que cualquiera tiene acceso según lo acabamos de ver, cualquiera puede hacer lo mismo que tú, de modo que tendrás que ser más simpático, o algo…

(Puedes informarte de nuestros seminario para aprender a montártelo con fundamento por aquí: joseluis@naselcomunicacion.es o en el siguiente link

https://rockandpost.wordpress.com/seminarios-cursos-talleres-marketing-musical-promocion-bandas-musica/ )

La cuestión de  ¿dónde encuentras a tu demanda?, y en lo que a tu banda se refiere significa que ¿dónde están las personas que irán a tus conciertos, y serán tus fans, y se irán corriendo detrás de tu furgo cuando toques en su ciudad?.

Pues los tienes en facebook, en tuenti y en twitter compartiendo sus cosas con sus amigos, los tienes en youtube viendo videos de todo tipo, de música y grupos como el tuyo, también los tienes descubriendo grupos nuevos en portales y plataformas de streaming, también comprando entradas por internet en portales de ticketing como http://movingtickets.com/o leyendo y comentando blogs como éste.

Ahora la cuestión será cómo   hacerlo, pero sobre todo te  aconsejo que lo hagas en base  a crear, mantener y  desarrollar una relación con    tus fans, es sin duda la mejor opción. Olvídate de sacar pecho cuando tengas tu cd de 12 canciones nuevas entre las manos, y hasta el próximo nos volvemos a ver, ese modelo está muerto, te lo repito:                                  m-u-e-r-t-o.

Una vez introducido esto trataré de sintetizar algunas  de las ideas del Long Tail.

Antes, un producto cultural   como un libro, un CD o una película  necesitaba de una alta y localizada demanda, es decir muchas personas a las que ofrecer algo en un lugar determinado, para lograr su lugar en la estantería de la tienda, discográfica y que así fuese rentable hacerlo.

Para solucionar esto la industria cultural del siglo XX (que poco tienen que ver con los artistas) inventó los hits: aquellas películas, libros y cds que garantizan al distribuidor una masa crítica de clientes con lo que te asegurabas la rentabilidad del negocio. (Perfecto, problema resuelto!!)

El negocio era vender mucho de unos pocos productos y es por esto que nos han sometido una “tiranía” de canciones del verano, pop prefabricado, bestsellers, hits, 40 principales, etc,

Y lo que más debería indignarte es que han tratado por todos los medios (Radio, prensa, TV…) que comprásemos aquéllo que ellos querían vender a través de campañas de marketing, la ausencia de alternativas y un cultura basada en las modas y eso, estarás de acuerdo conmigo en que  no tiene absolutamente nada que ver con la creación artística o el amor a la música.

Trataban de hacernos de creer, de forma encubierta, que  aquéllo dirigido al mercado de masas (que es dónde está el botín) es calidad, porque claro, ¿cómo va a ser malo si está “anunciado en TV”? cuando en realidad muchas veces solamente significa que nos es familiar, que ahorra costes publicitarios, o que gusta a muchos.

En conclusión todo un acto de coprofagia sistémica.

[Algunos datos:

Wal Mart (El Corte Inglés de EEUU aprox.), posee un catálogo de 4500 cds por local.

Para justificar la presencia de cada título en sus góndolas, este debe vender al menos 100.000 copias al año.

En general, menos de un 1% de los CDs se venden en tales cantidades.]

Ahora bien, en internet con un coste que tiende a cero en cuanto al almacenamiento de libros, cd´s y dvd,s y demás contenido audiovisual en general, nada de esto funciona y la capacidad ilimitada de seleccionar y elegir está revelando realmente nuestros gustos que los descubres via filtros sociales como Google, recomendaciones de amigos y sugerencias cruzadas vía algoritmos como Amazon o Rhapsody.

Consecuencias

Para la oferta de contenidos

Aumento exponencial de la oferta derivada tanto del casi nulo coste de almacenamiento de los bits y de la posibilidad de producir contenidos por cualquiera (esto lo que se conoce como Long Tail de contenidos).

Para la demanda

Se libera de los superéxitos, y puede explorar y descubrir gracias a buscadores, recomendaciones, catálogos extensísimos artistas, obras, películas, libros que de otra forma no lo hubieramos conseguido puesto que no son lo suficientemente rentables para las estanterías de los establecimientos.

Para la empresa

El negocio se ha desplazado de vender muchas unidades de pocos títulos (superéxitos, hits, 40,s…) en las tiendas a vender pocas unidades de muchísimos títulos.

De hecho estudios demuestran que el beneficio de esas pocas unidades de muchas referencias es incluso superior.

Lo que antes se consideraba un fracaso comercial es lo que atrae al usuario online y revitaliza el catálogo y lo monetiza gracias a las recomendaciones y los extensión de las referencias.

[Algunos datos:

Barnes & Noble ofrece 130.000 libros por local mientras que en Amazon más del 50% de la venta ocurre más allá de sus 130.000 “top titles”.]

Para tu banda

Olvídate de entrar en ningún molde que responda a lo que ves en la TV, esos productos son ya de otra época.

Genera contenidos, házlos accesibles, que la gente los encuentre y que el precio no sea un impedimento para establecer una relación con tus fans.

No tienes porqué gustar a todas las personas que tienes a tu alrededor, en internet tienes muchos “alrededores” (tus redes sociales), lo que tienes que hacer es identificarlos y relacionarte…

En resumen

“The Long Tail” (la larga cola)  es un mercado que surge cuando la distribución no está limitada por el espacio y las personas pueden diversificar sus gustos, más allá de los hits. En la larga cola, discos que antes no eran negocio –ni entraban en los catálogos de las discográficas- ahora están generando enormes ganancias en sitios de venta de canciones como iTunes.

Ahora, existe suficiente espacio para ofrecer de todo, a todos.

Además este nuevo modelo crea sus propios hits, que en lugar de responder a maquinarias tradicionales de marketing, responden al interés genuino de millones de personas que los votan con sus visitas, links, posts, embeds, diggs, menéames y delicious.

¿Qué estas esperando para ponerte en la cola?

Enlaces

http://es.wikipedia.org/wiki/Chris_Anderson

http://www.wired.com/

http://es.wikipedia.org/wiki/Larga_cola

http://www.cpii.org.ar/resourcenter/data/La%20larga%20cola%20-%20Chris%20Anderson.pdf

http://www.documentalistaenredado.net/523/la-larga-cola-long-tail-esta-llena-de-basura/

http://www.elviajedeodiseo.com/blog/2008/06/hacia-un-long-tail-de-los-medios/

Anuncios
comentarios
  1. […] » noticia original Comparte Comments comments /* […]

  2. […] Pedazo de tranca. (Quizás quiso decir: Long Tail) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s