Llevaba tiempo ya queriendo escribir un post sobre el “maravilloso” mundo de los concursos de bandas y por fin encontré la ocasión.

No voy a invertir más de este pequeño párrafo en obviar todos esos “concursos-engañabobos”* en los que tienes que pagar por inscribirte, tratar de vender un mínimo de entradas quedando a pocos pasos de una estafa piramidal, votaciones a mano alzada (más amigos tuyos con su entrada = más votos para ti y sobretodo más pasta para el promotor), ganadores a dedo…

 *Nota: Entiéndase que lo de “engañabobos” no va dirigido a las bandas, ni muchísimo menos, sino a categorizar ese tipo de concursos de escaso valor porque esconden tras de sí “oscuros” intereses para el organizador usando a las bandas en su propio beneficio.

En este post he tomado una definición de concurso y me he centrado en cada uno de  los aspectos que he considerado claves y he tratado de darle alguna vuelta al asunto, a ver que pasaba…

Aquí lo tienes.

Concurso de bandas cualquiera.

Concurso de bandas cualquiera.

“Un concurso o certamen es una (1) reunión planificada y organizada de actores de capacidad potencial mínima necesaria para el logro de determinados objetivos dentro de un servicio, tarea, función o acción, con el objeto de ser sometidos a una selección específica que suele realizar una (2) institución colegiada denominada jurado; habitualmente bajo la forma de (3) ordenación en función de sus méritos y capacidades, que demuestran (4) mediante pruebas, por (5) un baremo que puntúa su currículo o por sistemas mixtos. (6) Los candidatos (concursantes, concurrentes u opositores) compiten por (7) uno o varios premios, por uno o un determinado número de puestos fijados de antemano, o por figurar en las mejores posición de una clasificación (que puede ser determinante en la consecución de futuros puestos, o ser meramente honorífica).”

(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Concurso)

Empecemos…

1) Reunión planificada y organizada

Tradicionalmente la gran mayoría de los concursos suelen basarse en que el artista o banda, tras el proceso de selección previo, actúe junto al resto de candidatos y luego se emita una valoración que puede ser una ponderación de jurado de expertos y jurado popular en diversas variaciones con un mayor o menor adorno y cortejo tecnológico

Todo ello con un timing bien estructurado como por ejemplo:

Me lo invento:

Del día X al Y, recepción de solicitudes de los participantes.

Día Z actuación con jurado con valoración y ganador/es.

Ya no es noticia que vivimos en una sociedad hiperconectada a través de varios dispositivos (móvil, tablet, portátil, notepad, pantallas táctiles…), de múltitud de plataformas (redes sociales, blogs, webs…) consumiendo contenidos multimedia (texto, audio, imagen, video) y en tiempo real (twitter, whatsapp especialmente, en menor medida facebook, etc…)

De modo que ¿por que no plantear un concurso con algún aspecto en tiempo real?

Vivimos tiempos convulsos en los que la capacidad de reacción es imprescindible, los músicos no somos ajenos a esto, ¿entonces?…

2) Una institución colegiada denominada jurado.

A grosso modo, el jurado es un conjunto de personas a los que les supone un conocimiento, experiencia y criterio para poder determinar la calidad, para el caso que nos ocupa, de una propuesta artística, musical…

Estos jurados suelen albergar a personalidades tipo artistas/músicos reconocidos, productores, managers, periodistas musicales incluso a veces y sin sentido, “famosos” más por una cuestión de promoción del evento que otra cosa, me abstendré de poner ejemplos…

En función del concurso, y en un alarde “democrático”, suelen dar cabida al público asistente al recital para que puntúe las propuestas, y dicha puntuación será ponderada y tenida en cuenta junto con la del jurado de expertos ponderado para la ocasión.

Últimamente, creo que todos hemos podido comprobar como en la fase previa a los concursos, para ver qué grupos pasan a poder demostrar su directo tienen que conseguir “me gusta”´s a través de alguna aplicación o incluso que además se comparta un link, esto no es más que una forma burda de hacer publicidad del evento.

Es decir, queridos fans, amigos y seguidores de bandas a las que apoyáis, cuando hacéis esto les estáis haciendo publi gratis al concurso/marca que hay detrás, ¿estamos de acuerdo en que eso bien merecería una cervecita gratis en el evento?…

Esto sí es un jurado!!

Esto sí es un jurado!!

3) Ordenación en función de sus méritos y capacidades.

Este es uno de los apartados más importantes.

La pregunta del millón:

¿Qué valoramos del artista?

(Pues qué estupidez! no?)

Pues su música, su talento, su puesta en escena, su fuerza, su voz, imagen, actitud, técnica…

Esto, está claro…

Ahora bien, ¿te parecen suficientes aspectos?, ¿crées que un artista solo es eso?, ¿valoramos a la persona que hay detrás?. ¿ Y si es una persona incapaz de trabajar en equipo?, ¿y si tiene una personalidad frágil y acaba suicidándose por no soportar la fama?, ¿y si es incapaz de ver más allá de sus acordes e ignorar el resto de aspectos que le rodean?.

Un señor llamado Howard Gardner propuso el modelo en el que la inteligencia es vista como un conjunto de inteligencias múltiples, distintas e independientes.

…Sorpresa!! la inteligencia musical se encuentra entre ellas, pero y el resto, ¿las vamos a ignorar?

Modelo de Inteligencias Múltiples de Howard Gardner.

Modelo de Inteligencias Múltiples de Howard Gardner.

4) Mediante pruebas.

Por el momento las pruebas más extendidas para el tema de los concursos es:

1. Rellenar la solicitud. (Dependiendo del concurso es una prueba en toda regla.)

2. Marear por redes sociales. A más “me gusta” más posibilidades de optar a participar en el concurso!. ¡Ojo! un apoyo importante trás una banda es un síntoma de que algo se está haciendo muy bien.

3. Actuación.

Si consensuamos que un artista, músico o banda, como hemos visto a lo largo de varios posts en este blog rockandpost.wordpress.com, realiza y está capacitado para hacer muchas otras cosas, ¿qué tal si enfocamos en ellas?.

¿Te imaginas una prueba consistente en armar un tema en directo (composición/improvisación) y en poco tiempo?

¿Te imaginas una batalla de bandas interpretando una misma versión?

¿Te imaginas una prueba consistente en hacer un videoclip dentro del camerino en 10 minutos con tan solo un móvil?

¿Hablamos de creatividad?,¿de música? o de qué estamos hablando…

5) Un baremo que puntúa su currículo.

Qué medimos y cómo lo medimos.

(Si aún tienes dudas revisa el punto 4)

Llegados a este punto espero al menos haber conseguido que te plantées justo eso, qué medir (¿lo de siempre?) y cómo hacerlo (¿cómo siempre?).

6) Los candidatos compiten.

Esta parte está clara, varias personas quieren el premio y solo puede quedar uno.

Voy a introducir un concepto que será nuevo para muchos (yo lo descubrí hace poco).

Coopetición = Cooperación + Competición

Se trata de colaborar con algunos de los competidores, para así intentar captar un beneficio común que de otra manera sería difícil de conseguir, algún tipo de reagrupamiento pasa a ser una alternativa razonable.

¿Te suenan giras de artistas y/o bandas conjuntos?

Seguro que sí. Además con su disco, gira, merchandising para la ocasión y que para un periodo de tiempo determinado deciden unirse para este proyecto.

Por otro lado, cada artista de forma individual tiene su movida (discos, giras, etc…) y en mayor o menor medida compiten por que la gente compre su entrada, su disco o su merchandising (y no otro) y como nuestro presupuesto es limitado, debemos elegir como consumidores, ahí es dónde los artistas compiten, para llevarse nuestro presupuesto destinado al consumo de ocio en forma de música y en sus múltiples manifestaciones.

Entonces compiten pero también colaboran. (Coopetición, ahora si que lo tendrás claro, no?!)

(Links sobre este interesante concepto: 1, 2 y 3)

Batalla de bandas cualquiera.

Batalla de bandas cualquiera.

7) Uno o varios premios

Normalmente ¿qué quieren los artistas?, ¿promoción?, ¿tocar delante de mucha gente?, ¿compartir escenario con su artista favorito?, ¿financiación para grabar un disco?.

En ocasiones se va un poco más allá y se ofrecen campañas de publicidad, o productos o servicios de los sponsors.

¿El pescado o la caña?

Personalmente creo que serían más provechosos a largo plazo para la banda que como premio tuviesen acceso a servicios, herramientas y plataformas para que puedan seguir desarrollando su creatividad y actividad, por otro lado qué duda cabe que cantar con un artista famoso te da mucha visibilidad en ese preciso momento, y es una oportunidad única que te abrirá puertas si sabes cómo y cuentas con el apoyo y contactos adecuados…

Por concluir.

Si asumimos que la industria de la música ha cambiado radicalmente, que el usuario es quién tiene el poder, vivimos en una realidad hiperconectada en tiempo real, internet elimina intermediarios, los usuarios son generadores y a la vez consumidores de contenidos, la autogestión como forma de vida es una realidad, la tecnología se infiltra en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, ¿no será hora también de modificar y adaptar el formato de los concursos?.

Si quieres darle a tu concurso un suplemento vitamínico y diferenciarlo aportando valor puedes mandarme un mail a joseluis@naselcomunicacion.es

Espero tus comentarios y hasta el próximo Rock&Post!

Anuncios
comentarios
  1. Inma dice:

    Siempre he pensado en lo “subjetivo” (por llamarlo de alguna manera) de las votaciones que se basan en avisar a tus colegas de que estás participando en un concurso para que los votes. Se supone que la decisión está en manos del público, pero ese “público”, ¿conoce y ha valorado todas las propuestas antes de emitir su voto? ¿O más bien vota a su amigo sin siquiera echar un vistazo al resto de concursantes? Y si se deja en manos de un jurado especializado… ¿qué garantiza la objetividad del resultado?

  2. fran mas dice:

    Soc Fran Mas cantant d’Indefinits el post està molt be per a les persones que mai han estat en un concurs de bandes tenen gran informació per a estar ben prevenguts de cara al futur. Per als que ja portem alguna canyà que altra en el concepte els concursos son uns enganyabobos teniem prou. Molt be J

  3. […] Concursos de bandas: ¿Truco o trato? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s