Uno de los factores más relevantes del negocio de la música actual es que la audiencia  está hiper-segmentada y dado que gracias a internet la barreras de entrada para acceder a tu música son muuuy bajas prácticamente cualquier proyecto musical puede, potencialmente, alcanzar a su audiencia. Esto es un choque frontal con la posibilidad de convertirse en una super-estrella que venda millones y millones de discos. Detente por un momento, y piensa, en la época de la TV, la MTV, la radio, etc. en donde un artista era expuesto a una audiencia masiva a través de estos medios (previo muy buen pago), en consecuencia pasa a formar parte del Top of Mind de los consumidores que eran dirigidos cuales borreguitos a la caja correspondiente. Ahora bien, en el actual panorama todo artista tiene los medios para competir por la atención de su audiencia por un lado y por otro los usuarios/fans/amantes de la música acuden en busca de lo que REALMENTE les interesa, en consecuencia mucha más música, muchas más variedad, más cerca de los gustos del consumidor pero volúmenes más pequeñas, audiencias más pequeñas en lo local, pero gracias a internet con increíbles e impredecibles posibilidades en el global y si no que se lo digan por ejemplo a Amanda Palmer, caso de éxito de libro

Actualmente es difícil encontrar a artistas de nueva factura que muevan grandes masas de fans a menos que tengan respaldo de algun reality o salgan de una serie de TV como Violetta, lo que pone de manifiesto una realidad, la necesidad de conseguir fuentes de ingresos adicionales que pueden provenir de las marcas, diseño y producción de eventos y experiencias, merchandising, publicidad… (Revisa esto aquí).

No obstante y pese que los sellos discográficos ya no son los principales impulsores del negocio, mantienen sus Know How, contactos y todavía cierta estructura que en determinados momentos puede venirle muy bien al artista, solo que en este caso es el sello es el que trabaja para el artista y no al revés.

Las tornas han cambiado, antes solo interesaban las ventas de discos por encima de todo, las empresas discográficas, las Majors, llegaban a ser parte de conglomerados multinaciones que debían rendir cuentas a sus accionistas, la música es una parte más bien pequeña del negocio. Por poner un ejemplo irónico, Sony podía venderte por un lado a sus artistas y por otro el ordenador con grabadora de cd´s y puerto USB…¡El beneficio ante todo! y por su parte los sellos independientes casi como Hobby apostaban más por la calidad, frescura, descubrimiento y desarrollo de propuestas artísticas que por otro lado proveían al mercado de innovación y renovación.

Ahora el artista está en el centro de todo, tu música, tus plataformas y un monton de fans deseando descubrirte, pero tendrás que ayudarles, porque están saturados… ¿Un poquito de SPAM?

Seguramente te preguntes como demonios llegar a tu audiencia y como funciona el marketing para esos nichos de los que hablaba al principio, ¿verdad?, no te preocupes, más adelante lo iremos viendo, así que permíteme que te invite a suscribirte a este blog 😉

Y para terminar con algo práctico, un ejercicio que les propuse a mis alumnos del “Manual de gestión para bandas de música y artistas” en la pasada edición en la Universidad de Alicante.

¿Cómo llevarías a cabo un concierto rentable en España de este proyecto?

Pista: Acude a las 4 P´s del marketing clásico para empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s